Higiene personal masculina

0%

No es necesario lavar el pene diario

¡Correcto! Equivocado!

Ya sea que estés circuncidado o no, deberías lavarte el pene a diario. Si no estás circuncidado, desliza suavemente el prepucio hacia atrás para descubrir el prepucio o cabeza del pene, y lava únicamente con agua tibia.

La circuncisión se puede realizar en cualquier momento de la vida y esta reduce el riesgo de alguna ITS.

¡Correcto! Equivocado!

Lo ideal es realizarla en el primer año de vida porque el prepucio es más frágil y se anestesia. Conforme crece se vuelve más complicado por la sensibilidad que tiene el órgano sexual. En parejas heterosexuales tener la circuncisión previene un 50 % el adquirir VIH.

El esmegma no es natural y puede causar alguna infección

¡Correcto! Equivocado!

Es algo perfectamente natural, pero si se acumula huele mal, irrita y puede causar una infección. Hay que lavar bien esta parte para evitar esto.

La higiene personal es importante para evitar cualquier tipo de enfermedad, aunque para algunos el mal olor puede ser un fetiche.

Todo el mundo tiene un olor natural, y éste es muy importante en el amor y el sexo. Son señales químicas llamadas feromonas. No eres consciente de que las percibes, pero generan influencia en que alguien te parezca atractivo o no, por ello hoy te hablamos de la higiene personal masculina.

A menudo, alguien te resulta más atractivo porque te gusta como huele. Así que no tienes que cubrir el olor natural del cuerpo limpio ¡Es muy probable que a tu pareja le guste!

Aldo Almaraz Boyzo, médico cirujano con especialidad en infecciones de transmisión sexual; comparte los aspectos básicos que debes cuidar:

El sudor.

Durante la pubertad se transpira más, principalmente por las axilas. Es posible que huelas o sudes más, y es completamente normal – simplemente hay que ducharse diario y llevar ropa limpia. Si lo prefieres, puedes usar un desodorante.

Higiene del pene.

Ya sea que estés circuncidado o no, deberías lavarte el pene a diario.

Si no estás circuncidado, desliza suavemente el prepucio hacia atrás para descubrir el prepucio o cabeza del pene, y lava únicamente con agua tibia.

Circuncisión.

La circuncisión se puede hacer en cualquier momento de la vida, lo ideal es en el primer año de vida porque el prepucio es más frágil y se anestesia. Conforme crece se vuelve más complicado por la sensibilidad que tiene el órgano sexual. Si una persona joven o adulta presenta virus u hongos de manera frecuente, o verrugas genitales se recomienda hacer esta operación. 

En parejas heterosexuales tener la circuncisión previene un 50 % el adquirir VIH.

Adiós esmegma.

El esmegma es una sustancia blanca o amarillenta producto de la grasa de la piel y células muertas de la epidermis que se acumula en la cabeza del glande. Es algo perfectamente natural, pero si se acumula huele mal, irrita y puede causar una infección. Hay que lavar bien esta parte para evitar esto.

Afeitado y jabón especial.

Se puede usar un jabón especial para lavar el tronco del pene, utiliza uno suave que no altere tu PH. También es posible afeitar o recortar el vello púbico de tu zona genital (total o parcial en la zona de la pelvis) para evitar la acumulación de virus, bacterias y hongos.

Con información de nuestros aliados de Hablemos de sexo y amor

¿No encuentras algun tema? Usa nuestro buscador.

Comparte esto en tu red favorita: